INICIO

                                                   

                                      

           LEE ESTE TEXTO EN VOZ ALTA

El trasplante pulmonar es necesario en los enfermos que por diversas causas como por ejemplo la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o el enfisema o la bronquitis crónica o la fibrosis pulmonar o las bronquiectasias o la fibrosis quística o las alteraciones vasculares que provocan hipertensión en las arterias pulmonares o las enfermedades cardíacas congénitas que producen hipertensión arterial pulmonar o las enfermedades de origen ambiental o laboral pueden causar una insuficiencia respiratoria irreversible porque cuando está muy avanzada y no hay ningún tratamiento alternativo se puede realizar un trasplante siempre que el paciente pueda soportarlo pero hay una serie de medidas de prevención para poder contribuir a evitar o retardar la aparición de la enfermedad como por ejemplo evitar el consumo de tabaco ya que es la causa más importante de la enfermedad pulmonar progresiva que llega a la insuficiencia respiratoria crónica y además es el causante del cáncer de pulmón que podríamos evitar no consumiendo drogas que puedan afectar el pulmón y favorecer las infecciones y por descontado nunca se han de consumir fármacos sin prescripción médica especialmente en el caso de anorexígenos y anabolizantes. Respira. Así se siente un pulmón enfermo. Ahora puedes ayudar. Con Aire. Respira. Tú que puedes.